JORDI BERTRAN

Cartell

ANTOLOGIA

(Anthologie)

Espectacle de marionetes en set escenes

LE SPECTACLE

Jordi Bertran nous montre un spectacle qui comprend sept scènes musicales et théâtrales où le mouvement, le détail insinué et le geste produisent un magnétisme hypnotique, qui captive le spectateur.

Anthologie, première œuvre de Jordi Bertran, a été jouée pour la première fois en 1987, et continue de figurer au répertoire de la Compagnie, faisant le tour des scènes des cinq continents depuis plus de vingt ans.

Dans ce spectacle, construit comme un cabaret, les scènes se succèdent à une cadence étudiée, le rythme du spectacle se calquant sur la charge émotionnelle de chacun des personnages recréés par le marionnettiste, qui leur donne vie par le biais des fils: personnages connus et présents dans l’imaginaire collectif, personnages anonymes inspirés du monde du cirque, du théâtre et de la culture.



LA PRODUCTION

De toute la gamme des marionnettes, les marionnettes a fils sont celles qui demandent la plus grande technicité, puisqu’elles sont articulées et actionnées par le manipulateur, grâce à une commande d’où se tendent et se distendent les fils, pour diriger les mouvements de la marionnette.

Dans Anthologie, la scène est mise à nu, avec une précise scénographie, habillée d’un délicat jeu de lumière.

La manipulation, réalisée par Jordi Bertran lui-même, se fait sous les yeux du spectateur: la relation entre manipulateur et objet découle d’une chorégraphie étudiée et précise, techniquement parfaite.

Anthologie est un spectacle dans lequel la virtuosité est le résultat de beaucoup d’années de travail: chaque articulation, geste ou contrepoids a été étudié avec soin pour faire en sorte que les personnages qui défilent devant le spectateur –Louis Armstrong, Dalí, Pau Casals, Pep Bou, le clown Toti Tipon...– atteignent une vitalité capable d’évoquer l’univers fragile des bulles de savon, le surréalisme de Dalí, ou le chant de la paix du maître Casals.

Sept marionnettes prennent vie au cours des sept scènes qui recréent l’univers unique de Jordi Bertran dans ce spectacle chargé de symboles et de vitalité: Anthologie..






COUPURES DE PRESSE

29/12/2010
Per Joan Llobera


"Antologia de Jordi Beltran"


Miro enrere al 2010 i el que veig són les tetes noves de la Carbonero. En un univers regit pels interessos creats i els índexs d’audiència aquesta és, segurament, la notícia més destacada de l’any. Perquè ho té tot: la novia del capità de la selecció espanyola guanyadora de la copa del món no només és famosa perquè està bona, sinó que a més li agrada que la prenguin seriosament a la feina que fa. Per això s’ha operat els pits. Del periodisme a l’infinit, i més enllà.

I en canvi el que us vull explicar és exactament l’oposat. No és ni nou ni s’anuncia a televisió. No va de futbol ni de silicona. Es un espectacle de titelles. Concretament Antologia, de Jordi Bertran, al Círcol Maldà fins al 9 de gener.

Ho sabíeu, que els titelles poden travessar-se el nas amb una agulla o fer bombolles de sabó? Doncs ho sabreu després de veure aquesta obra en format de cabaret on el titella de Dalí obre la funció, el de Pau Casals toca el violoncel i el de Pep Bou fa bombolles de sabó. Els trobem barrejats amb personatges que trets de l’imaginari popular, com el faquir, el pallasso impertinent o l’esquelet ballarí.

Si li preguntes, a en Jordi Bertran, et contesta amb senzillesa: és l’espectacle de la meva vida, fa 23 anys que el faig. I se li nota, l’ofici. Deu ser el que li permet aconseguir dels titelles una precisió expressiva sorprenent, plena de detalls. Si mai heu intentat manipular un titella de fils, sabreu del què parlo: fer-ho bé és més difícil que tocar les variacions Goldberg al piano.

Potser és aquesta destresa el que li permet posar-se el públic a la butxaca des del primer moment, el que el fa capaç d’arrancar la riallada i dur-lo exactament per on ell vol. I ho fa amb una serenitat que deu venir dels anys al darrera, desgranant una poètica d’aquelles que fan les obres majors: senzilla i evocadora, alhora local i universal, fascinant per petits i grans. Deu ser per això que ha dut aquest espectacle per tot de continents diferents, i ha guanyat mes premis dels que puc enumerar. Si sou dels qui encara pensen que els titelles són per les criatures i en teniu, de criatures, porteu-les a veure això. Si no en teniu, cerqueu qualsevol excusa per anar-hi. El nebot, el fill del cosí o de la veïna. O porteu-vos-hi a vosaltres mateixos, a mi m’ha ajudat a recordar un temps on encara no era aquest animal que veig al mirall, atrapat entre el sofà, la televisió i el bram huracanat de les compres de Nadal. Jo em penso que em deixaré de futbol, anuncis, silicona i punyetes i hi tornaré a anar.


24/12/2010
Autor: Albert Lladó


"Jordi Bertran, y la precisión poética de las marionetas"


Había una ciudad en la que los títeres inundaban las calles, los barrios, los teatros. Había una Barcelona, evidentemente pre-olímpica, que quería hacer la revolución, poética, a través de las marionetas. Es la ciudad en la que Toni Rumbau y Mariona Masgrau abren el Teatre Malic, en 1984, o en la que Pepe Otal, después de haberse formado con el maestro H.V. Tozer, crea su propio taller para sacar los espectáculos a las plazas. El público está fuera y hay que ir a buscarlo.

Algo se ha perdido de ese espíritu, de esa energía, pero los grandes siempre dejan discípulos. Es el caso de Otal, del que, entre muchos otros, aprendió la profesión Jordi Bertran. Hoy, es uno de los titiriteros más reconocidos internacionalmente. Su espectáculo ‘Antologia’ vuelve al Círcol Maldà hasta el 9 de enero. Lo creó en forma de cabaret en 1987 y – alternándolo con otras propuestas, como un inteligentísimo acercamiento a Joan Brossa con ‘Poemes visuals’, lo ha ido perfeccionando una y otra vez. Por allí desfilan Salvador Dalí, Louis Armstrong, el faquir Raixic, el payaso Toti Tipon, Pau Casals, Pep Bou o un esqueleto roquero.

Bertran pone el oficio, la manipulación cuidada hasta el último milímetro, al servicio de la magia. Conocedor de todas las técnicas, se acerca al teatro negro de Praga para, con un cordón, dibujarnos una paloma de la paz fosforescente. O, a través del profesor alquimista, transmitirnos el mundo efímero de las burbujas de jabón. Es éste el momento más álgido de la obra, en el que demuestra su elevadísimo virtuosismo, cuando el títere coge aire, llena de humo sus burbujas, y ofrece una estética que se apoya en lo visual pero que va mucho más allá

Y es que las marionetas son poesía por sí mismas, en esencia. Nos miran. Nos interrogan. Bertran no esconde ese misterio que transmiten. Lo sabe hacer provocando una doble lectura, una doble reacción, la del niño que ríe y se divierte al descubrir otros mundos, y la del adulto que, por momentos, vuelve a ser niño. Pero también hay una reflexión inherente en el proceso, un baile entre la vida y la muerte, en el que la materia se convierte en lenguaje animado. Hay demasiadas cosas de nosotros en esos personajes.

La belleza del hilo, el humor automático que provoca ver reflejados nuestros movimientos en un muñeco de madera, se puede disfrutar en un escenario inigualable. Todas las ciudades deberían tener un Círcol Maldà - o un espacio como La Puntual, dirigido por Eugenio Navarro - para refugiarse del ruido y las parafernalias. Tal vez Barcelona está recuperando algo que nunca ha perdido del todo.

19/09/2008



"Los títeres del catalán Jordi Bertrán deleitaron al público del Etnográfico "


Entre pompas de jabón recién creadas por un profesor alquimista movido por hilos y palos, el numeroso público del Museo Etnográfico de Castilla y León disfrutó ayer de una surrealista bienvenida de la mano de Dalí, pasando por una actuación de Louis Armstrong acompañado por su trompeta o incluso del desmedido baile de un esqueleto roquero tras salir de su ataúd y al ritmo de una canción de ACDC.

Y es que música, plástica y teatro se combinaron en el espectáculo 'Antología' de la mano de la Companyia de teatro de títeres Jordi Bertrán. Obra que se compone de siete escenas, cada una de ellas protagonizada por una marioneta y que conforma un espectáculo fascinante donde el movimiento y los detalles insinuantes son los principales ingredientes.

Algunos de los personajes vistos ayer en el Etnográfico son conocidos y universales, mientras que otros están inspirados en el mundo del circo, el teatro y la cultura pero a todos les une una trabajada puesta en escena, donde el catalán Jordi Bertrán, a la vista del público asistente, comparte escenario y da vida a unas marionetas que él mismo construye.

Un clásico
Con esta obra de 1987 por la que no pasa el tiempo y a pesar de ser ya todo un clásico, la compañía de teatro descubrió a los asistentes el poder de fascinación de los títeres y la capacidad de comunicación que poseen. El reconocimiento de la crítica y el público se ha traducido a lo largo de su carrera en 19 premios nacionales e internacionales y ha participado en numerosos festivales de artes escénicas.

27/04/2012



"El marionetista Jordi Bertrán embelesa al público con su espectáculo ‘Antología’"

El Teatro Apolo se convirtió en la noche de ayer en una caja mágica con la primera cita de la nueva edición del programa ‘Delicatessen’. El espectáculo ‘Antología’ de Jordi Bertrán, considerado el mejor marionetista de hilo de toda Europa, dejó al público almeriense con la boca abierta gracias a la magnífica interpretación de cada una de sus marionetas.

Con una sencilla escenografía, el catalán ofreció una selección de sus mejores espectáculos a lo largo de su historia. Louis Armstrong, un chelista, un faquir, un payaso, un esqueleto y hasta el mismísimo Dalí, quien fue el encargado de presentar este recital de magia, humor e ilusión. Pero, sin duda, si hubo una marioneta que sorprendió, esa fue la del alquimista que realizó un espectáculo de burbujas de jabón y humo que dejó impresionados a todos los asistentes. Además, hay que añadir la perfecta selección de luz y música que acompañaban la función, las cuales conseguían crear un ambiente aún más mágico.

Es prácticamente increíble la manera que Jordi Bertrán tiene de tratar a estos títeres, consiguiendo una perfecta sintonía entre ambos, marionetista y marioneta, que hace creer que cada uno de los personajes es absolutamente real. Unas 200 personas asistieron al que probablemente sea uno de los mejores shows que han pasado por el Teatro Apolo, incluso por la capital. Y es que el talento de Bertrán es conocido en todo el mundo. Almería ya tuvo el honor de disfrutar con una pequeña gira que realizó por varios municipios de la provincia tras realizar un espectáculo en la capital que encantó a todo el mundo. Después de casi 20 años, el maestro catalán volvió a pasar por la capital almeriense para una vez más maravillar al público.

Niños y mayores, no hubo nadie en el Apolo que no riera ni se emocionara continuamente durante toda la velada. Fue sin duda un estreno espectacular para la nueva edición del programa ‘Delicatessen’, que, como ya vaticinó el concejal delegado de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, en la presentación de esta edición, iba a encantar a todo el mundo e iba a seguir subiendo el listón tan alto que dejaron las anteriores funciones. Pero hay que añadir que, además de subir el listón, superó todas las expectativas.

THÉÂTRE DES MARIONNETTES DE GENÈVE

15 de Mayo 2009


Antologia, c´est d´abord une démonstration de virtuosité autour de sept grands disparus ancrés dans la mémoire collective. Salvador Dali, Louis Armstrong, un violoncelliste, un sculpteur de bulles de savon apparaissent tour à tour dans un monde fantasmagorique animé dans une ambiance de cabaret. Sept saynètes au cours desquelles les monologues musicaux ravivent les souvenirs et rappellent autant de monstres sacrés pour un nouveau tour de piste.

Pour accompagner les personnages dans cette incursion parmi les vivants, Jordi Bertran prête le geste et la parole, accorde son attention pour donner la réplique. Ravivées comme par un sortilège, les marionnettes incarnent un esprit, tandis que le charme se transmet au public par les talents de l´artiste. En peintre, il brosse des tableaux imaginaires pour planter l´espace de ses personnages. En conteur, il esquisse l´environnement poétique où transparaît l´individualité des protagonistes. Un tout grand moment de poésie.

Jordi Bertran, l´un des plus grands solistes internationaux de lamarionnette, avait initié l´époustouflant exercice de plomberie de lasaison passée où des robinets campaient les personnages de l´adaptationde l´Avare de Molière. Il revient avec un spectacle tout en nuances, oùla virtuosité s´efface pour céder la place à une formidable illusion.

20/06/2009



"Toda magia do teatro por um fio"


Depois de 40 sessões, o Fitafloripa encerra a terceira edição com o espetáculo espanhol Antologia.

O Fitafloripa encerra hoje em grande estilo. Depois de 40 apresentações de 19 companhias, o festival traz o espetáculo Antologia, da companhia espanhola Jordi Bertran, referência internacional de manipulação de fios no teatro de animação. O espetáculo acontece hoje, no auditório do Centro de Eventos da Universidade Federal de Santa Catarina (UFSC), às 16h e às 20h.

Sete cenas musicais, plásticas e teatrais de marionete compõem o espetáculo. O movimento, o detalhe insinuante e o gesto orgânico produzem um magnetismo hipnótico. Alguns personagens são conhecidos e universais e outros estão inspirados no mundo do circo e do teatro. Jordi Bertran, à vista do público, divide a cena com as marionetes que ele mesmo construiu.

Jordi Bertran iniciou sua pesquisa em 1977 quando ingressou no Grupo Taller de Marionetas, dirigido por Pepe Otal. Posteriormente, fez parte do El Col.lectiu d’Animació de Barcelona (1978), dirigido por Charles Cañellas, e La Companya Ambulant Els Farsants (1979–1987), a qual foi cofundador. Em 1987, decidiu criar sua própria companhia, dirigida, principalmente, a um público adulto.

Participante dos festivais mais importantes de Artes Cênicas do mundo, a Cia. Jordi Bertran excursionou por mais de 20 países e levou o teatro de animação à mídia por meio da participou em vários programas de televisão.





PRIX

1987 Aplaudiment par l'apport technique et poétique du spectacle Premis FAD Sebastià Gasch d’arts parateatrals Catalunya
1988

Prix Serra d’Or de la critique

Revista Serra d'Or Catalunya
1991 Prix spécial du public Théâtre d’Humour de Saint-Gervais França
1991 Prix spécial au meilleur
spectacle visuel
XII Festival International Performance d'Acteur Cannes, França
1991 Prix du public Festival International de Marionnettes Cannes, França
1992 Prix du public Théâtre d’Humour de Saint-Gervais França
1994 Prix à la meilleure mise en scène Mostra Internacional Titelles Vall d’Albaida, València
1995 Mention Spéciale. Festival de Porto San Elpidio,Itàlia
2001 Prix à la meilleure interprétation Mostra Internacional Titelles Vall d’Albaida, València
2001 Prix au meilleur spectacle Mostra Internacional Titelles Vall d’Albaida, València
2007 Premiul Pentru Acuratetea
si virtuozitatea tehnich de Mânuire
Festivalul international al teatrului de animatie Bucarest, Romania
2008 Prix du public au meilleur spectacle Festival de Bonecos Belo Horizonte, Brasil